Martes, 26 de mayo de 2020

Yo apuesto por redescubrir el Concilio Vaticano II.

https://www.facebook.com/groups/352453988160438/

El fin principal del Concilio fue,  "hacer accesible al hombre de hoy la salvación divina fue para el Papa Juan el motivo fundamental de la convocatoria del Concilio, y fue esta perspectiva con la que los Padres trabajaron".

Juan Pablo II "acogió prácticamente en todos sus documentos, y aún más en sus decisiones y en su comportamiento como Pontífice, las instancias fundamentales del Concilio Ecuménico Vaticano II, del que se convirtió en intérprete cualificado y testigo coherente", afirma.

El Concilio, brotó del corazón de San Juan XXIII, pero es más exacto decir que en último término, como todos los grandes acontecimientos de la historia de la Iglesia, brotó del corazón de Dios, de su voluntad salvífica.

La múltiple heredad doctrinal que encontramos en sus Constituciones dogmáticas, en las Declaraciones y en los Decretos, nos estimula aún ahora a profundizar en la Palabra del Señor para aplicarla al hoy de la Iglesia, teniendo muy presentes las necesidades de los hombres y mujeres del mundo contemporáneo, extremamente necesitado de conocer y experimentar la luz de la esperanza cristiana.


Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios